Fascículo #1
Creador@s somos tod@s

209 años de la Insurrección de José Leonardo Chirino y homenaje al maestro Juan Ramón Lugo

Sin autor

Versión en PDF

En Venezuela comenzó el movimiento revolucionario por el año de 1795, con una sublevación de negros y mestizos de Coro, en la cual se notó ya la influencia de las revoluciones angloamericana y francesa, influencia que predominará en las primeras formas constitucionales de la Independencia. Aquellos negros y mulatos, en connivencia, por supuesto, con pardos y blancos, proclamaron efectivamente los que llamaron "ley de los franceses", la República, la libertad de los esclavos y la supresión o disminución de impuestos. Pero fueron dominados en seguida y muertos muchos a la manera de la época: unos, degollados, "sin más proceso que el de la voz"; otros, ejecutados "a golpe de pistola"; otros "a golpe de cuchillo". El cabecilla José Leonardo Chirinos, zambo libre, llevado a Caracas, fue condenado: "a muerte de horca que se ejecutará en la plaza principal de esta capital adonde será arrastrado desde la Cárcel Real, y verificada su muerte, se le cortará la cabeza y las manos y se pondrá aquella en una jaula de fierro sobre un palo de veinte pies de largo en el camino que sale de esta misma ciudad para Coro y para los Valles de Aragua, y las manos serán remitidas a esa misma ciudad de Coro para que una de ellas se clave en un palo de la propia altura y se fixe en la inmediación de la aduana llamada de Caujarao, camino de Curimagua, y la otra en los propios términos en la altura de la sierra......"

Tomado de la Historia Constitucional de Venezuela, de José Gil Fortoul.

En el marco de los ciento cincuenta años de la Abolición de la esclavitud, el pasado 9 y 10 de mayo, la Red Organizaciones Afrovenezolanas, la Asociación José Leonardo Chirino, con auspicio del Viceministerio de Cultura (CONAC) conmemoraron doscientos nueve años de la insurrección del zambo José Leonardo Chirinos, ocurrida en la Sierra de San Luis ( Macanillas-Estado Falcón) el 10 de mayo de 1795.

Estas actividad se desarrollo en dos momentos. La primera fue en la comunidad de Macanillas, en la Casa de la Cultura Briceño Perozo, donde se le rindió un homenaje al maestro Juan Ramón Lugo, presidente honorario de la Red de Organizaciones afrovenezolanas (fallecido en agosto del año 2003) por su digna hoja de vida por la defensa ecológica, histórica y cultural de los y las afrodescendientes falconianas. Conjuntamente con la profesora Fulvia Polanco y el Dr. Briceño Perozo, el maestro Lugo logro la incorporación de José Leonardo Chirino al Panteón Nacional en el año 1995.

Jesús Chucho García, en una conferencia magistral sobre Juan Ramón Lugo, expresó el significado ejemplar de Juan Ramón en las perspectivas de esa otra militancia que desarrollan los movimientos afrovenezolanos y afroamericanos que vienen rompiendo con esa visión estereotipada marcados por un reduccionismo cultural, folclórico y descontextualizada de las luchas contemporáneas por un mundo mejor.

“El maestro Lugo fue un militante de la vida que supone combinar la sabiduría ancestral dejada por los africanos “COCOFIO”, José Caridad González y el afrodescendientes José Leonardo Chirino. Extrajo de esas lecciones históricas elementos para combatir la exclusión, el racismo, la discriminación. Su vinculación a las luchas clandestina de los años sesenta, sus denuncias permanentes contra los secuestros y desaparecidos en esa misma década en al Sierra de Falcón, el bombardeo con Napal (agente naranja) a los pueblitos de la Sierra lo obligo a compartir “conchas” con el cantautor Ali Primera, dejando este poeta, un testimonio de esa época en la canción Mama Pancha con aquella estrofa que decía: “Solo Juan Ramón Sabia....donde había leña seca porque la verde echa humo y te va dejando ciega...” La vida de Juan Ramón, comprometido con los cambios radicales de su comunidad es el ejemplo que debemos seguir muchas agrupaciones afrovenezolanas que hacen vida en el país.

El segundo momento de la conmemoración de los 209 años de la Insurrección de José Leonardo Chirino, fue en primer lugar una ofrenda en la Alcabala de Caujaro, cerca de Coro, donde los colonialista españoles habían colocado una mano de José Leonardo, después de descuartizarlo en diciembre de 1796 para que sirviera de escarmiento a los esclavizados de Coro y la Sierra. Allí en ese lugar el coordinador general de la Red Afro, Jorge Veloz, dio una palabras destacando que aun la mano de José Leonardo sigue señalando el camino de la redención social y la soberanía de los pueblos del mundo contra cualquier tipo de explotación, colonialismo y neocolonialismo.

Posteriormente en el Consejo Regional Legislativo del Estado Falcón, se realizo una sesión solemne sobre José Leonardo Chirino, siendo la oradora de Orden la profesora Yohama Paredes, Directora Nacional de Curriculum del Ministerio de Educación. La profesora Paredes destaco la importancia de la historia local y de los y las afrovenezolanas en la nueva propuesta curricular que adelante el Ministerio de Educación. “Para refundar – dijo la profesora la Republica necesariamente hay que pasar por un replanteamiento de la historia y sobre todo de aquella otra historia a que fueron sometidos a terrible explotación y discriminación los africanos y sus descendientes y los pueblos indígenas. Historia desconocida mal intencionadamente por los escritores eurocéntricos. Historias llena de hermosas batallas por la dignidad del ser humano. Los aportes morales, políticos, sociales, culturales, religiosos de los afrodescendientes debemos enseñárselos a los niños y niñas del sistema educativo formal. Esa historia y esos valores debemos reivindicarlos para refundar con pluralidad la Republica que queremos”