Fascículo #1
Creador@s somos tod@s

Versión en PDF

Ubicación de los Piaroa y otras etnias en Venezuela y Colombia.

Los Piaroa se consideran pertenecientes a una familia lingüística independiente, cuya denominación, en su lengua, alude al habitante u hombre de la selva. Constituyen hoy uno de los pueblos autóctonos mejor organizados, y luchan por una auténtica interculturación (relaciones mutuas democráticas y no etnocidas) con el resto de la sociedad nacional, además, se sienten orgullosos de su cultura y son muy respetados por los demás grupos étnicos del territorio amazónico.

Habitan una zona comprendida entre los ríos Orinoco, Parguaza, Ventuari, Cataniapo, Paria, Autana y Sipapo; se localizan, además, en el este de Colombia unos 380 individuos piaroa. En Venezuela, en su gran mayoría, se ubican en el Estado Amazonas y al oeste del Estado Bolívar; además, en los últimos años, al suroeste del estado Apure se conoce la presencia de migrantes Piaroa provenientes de la Amazonía venezolana.

Ubicación de asentamientos de los Piaroa.

Son vecinos de los Piaroa las etnias Hiwi (Guajibo), E’ñepa (Panare), Ye’kuana (Maquiritare), Wánai (Mapoyo), Yawarana y los Joti, con los cuales mantienen relaciones de intercambio comercial y cultural.

Se reconocen a sí mismos con los hombres: De’ äruwä (señores de la selva), Tjüja (nosotros gente) Timi Wótjüja (verdadera gente). Sin embargo, la autodenominación más usual entre ellos es Uwótjüja o Wótjuja. En las fuentes históricas y etnográficas son nombrados como Sáliva, Makú y Ature.

La población Piaroa localizada en territorio venezolano asciende a unos 10.000 en el Estado Amazonas y a 3.000 en el Estado Bolívar, para hacer un total de 13.000 individuos aproximadamente.

El Mundo Mágico-Religioso de los Piaroa

Para los Piaroa existe una continuidad entre el espacio mítico (donde habitan dioses, y héroes culturales), y el espacio natural (de los animales terrestres y acuáticos, las aves y las plantas); en el pensamiento Piaroa los habitantes de estos dos mundos están emparentados.

Habitat de los Piaroa.

La concepción religiosa Piaroa sugiere como Dios superior a Ojwoda’ä; encarnado en la danta-anaconda especie de ser andrógino o hermafrodita. Ojwoda’a se fracciona en dos héroes culturales que representan el bien y el mal; Kwemoi (la anaconda) es un canibal que simboliza el peligro y donó a los Piaroa la cultura y la agricultura; Wäjäri benévolo y creador de los Piaroa, representa al pescador y al morir reencarnó como danta o tapir.

Es preciso diferenciar claramente las dos creaciones (con sus respectivos poderes) (...); Kuemoi, señor de la noche y de la sexualidad, de la caza y de las siembras, creador de todas las criaturas venenosas y peligrosas y de los peces grandes. Wahari señor del cielo, de las montañas y de la tierra, creador de muchos de los animales terrestres y de los Wóthuha (Piaroa), padre del águila-halcón y de la lapa. Ambos son grandes brujos. Kuemoi se transforma en jaguar y anaconda y siempre toma alucinógenos demasiado fuertes; representa el conocimiento y la brujería descontrolados; Wajari, se transforma en tragavenado y en águila-halcón y se encarna en danta; generalmente representa el conocimiento y la brujería controlados.(Overing y Kaplan, 1988: 322-318).

Conjunto de casas tradicionales

En el pensamiento mitológico piaroa, la sociedad y el mundo surgen por el matrimonio mítico entre dos grupos de seres: la familia de Kwemoi y la de Wäjäri. Para los Piaroa existe Chejeru diosa de la fecundidad, hermana del héroe cultural Wajari.

Para los Piaroa existe un templo de los dioses, lugar conocido como Yvema. Allí están los tianawa (Dioses que otorgan a los chamanes los cantos y su poder), tienen cada uno su compartimiento; Overing y Kaplan (1988: 393) señalan que, en el pensamiento Wótjüjä.

“Los Tianawa descienden de su lugar celestial para deambular por la tierra transformados en animales: Raeuda’ae se pasea como culebra de agua, Tuzva’isa, como puma, Yubacka como jaguar, Puhaeku como oso blanco, Maeraenaeu como zorro guache, Rureyei como avispa y Muka como águila arpía”.

Los chamanes Piaroa en sus tratamientos terapéuticos recurren a los dioses Tianawa quienes les otorgan las palabras de los cantos, que son su fuente de poder; existen además, según las creencias tradicionales, los espíritus de la tierra quienes transmiten a los hombres las enfermedades de los animales. Le rinden culto a estos dioses para solicitarles protección a sus poblados, para que cuiden a los niños y a los cazadores.

Conjunto de casas de estilo semejante a las de otros grupos indígenas. Pendare, Río Sipapo

Los dioses Tianawa celestiales: Chejeru, Pjuruna y Anemei, dan al chamán los cantos, el señor de los animales de la selva (Reyo) y el señor de los peces (Aje itami) envían las enfermedades, y los dioses Tianawa terrenales (Tuwa’isa), puma, (Yübaku) jaguar (Muk’a águila arpía y (Pujäku) oso blanco, las combaten.

Los guardianes de las enfermedades o “abuelos de las enfermedades”, más importantes para ésta etnia, son Reyo, señor y abuelo de todos los animales de la selva (excepto del jaguar) y Aje Itami, señor y abuelo de los peces, otros guardianes de las enfermedades son Ku’upä dios del trueno, y Khaewati dios del sol.

 Canto Chamánico para curar un enfermo del estómago (MP3)

Vamos a llamar a Maekira, al jefe de Los chácharos *.
Vamos a llamar a Awiri, el perro cazador
Vamos a llamar a Burewe, la rana verde
Vamos a llamar a Daa-Jemene, el cocodrilo,
Vamos a llamar a Mureka, el águila grande
Vamos a llamar a Daa-Idiyu, la tarántula

Familia Piaroa

Ahora vamos a llamar a Wajari, el Creador, Yo soy el Meñe-Ruwa, soy el dueño del canto, yo tengo que llamar a todos ellos porque ellos son personajes del origen del mundo, pero son también Los que transmiten diversas enfermedades.

El cocodrilo grande no se come, porque es el espíritu de Los creadores. La arana, se come, pero puede hacer daño.

La tonina tampoco se come y la mujer embarazada no debe bañarse sola porque el encanto de la tonina se puede llevar su espíritu.

Una mujer con la regla, atrae a la tonina, para bañarse, una mujer embarazada debe consultar al Meñe-Ruwa, al dueño de los cantos sagrados.

El Mene-Ruwa es el protector, es Yua- Wa-Ruwa, el que protege al poblado. El Meñe-Ruwa ocupa una categoría de poder, ataca o contrarresta al espíritu negativo. El Meñe-Ruwa, además, cura con plantas y agua soplada. El agua se sopla con palabras de poder.

El Meñe-Ruwa tiene poder político, religioso y social, podemos repartir la carne y la fruta.

También el Meñe-Ruwa distribuye Los resultados de la pesca, de la caza y la recolección. Lo fundamental es preocuparse de la alimentación.

Nosotros Los Piaroa somos temidos por Los Yekwana y por Los Guajibos, nos llaman brujos.

Tengo que llamar a Ijuri, el Paují, a Daa, a Ajka y a diversas serpientes venenosas. (Se escuchan las voces de dolor)

Familia trasladandose en canoa por el río Sipapo.

La tarántula ha picado, pero la maraca cura.

Tengo que llamar a Yabi, el jaguar, el me tiene que ayudar.

Los daya, raudales, están comunicados por la parte mas profunda de los ríos, allí vive el guardián de los ríos y los caños, allí está la casa de la anaconda. Ella es la reencarnación de la culebra y el danto.

Ella es madre originaria de Los Piaroa. La Dae es femenina y también Tchejeru, los cerdos salvajes, son defensores de las fuentes de agua.

También las enfermedades nacen por Tïdi, una suciedad del espíritu. Hay que estar limpios, hay que llevar a la gente a las cascadas para purificar el espíritu.

Pero la gente ya no lo hace, entonces se transgrede las leyes. No se consulta ya al Meñe-Ruwa. Hay que tener una conciencia limpia, no una conciencia falsa, la consecuencia puede ser fatal, el águila de la sabana puede atacar. También se debe tener el mismo cuidado cuando se va a pescar.

No hay que correr riesgo. Hay que respetar a Los mayores, no hay que burlarse de ellos, Las consecuencias pueden ser fatales.”

La ceremonia ritual más singular de los indígenas Piaroa se conoce con el nombre de Sari Warime de la cual hablaremos en la próxima entrega.

[Pinche para agrandar]
[Pinche para agrandar]
Trabajando en el conuco Conuco quemado con casa comunal Itsuó dë. Isla de Lencho Río Sipapo
[Pinche para agrandar]
[Pinche para agrandar]
Canoas cargadas con productos agricolas. Artesanas. Caño Tigre Alto Sipapo.
[Pinche para agrandar]
[Pinche para agrandar]
Jefe comunitario Mujer con niño. Caño Murcielago, Bajo Río Cuao.

Algunos utensilios usados por los Piaroa. Los objetos reposan sobre un lienzo de tela de corteza de marima.

[Pinche para agrandar]
[Pinche para agrandar]
Cernidor Cesta
[Pinche para agrandar]
[Pinche para agrandar]
Cesta Sellos para decoración corporal
[Pinche para agrandar]
[Pinche para agrandar]
Collar de dientes de baquiro y sellos para decorar el cuerpo Rayador para yuca