Fascículo #62
Creador@s somos tod@s

ARTICULO: Mi encuentro con Armando Reverón

Tania Millar

Versión en PDF


En ocasión de tener aquí, en Nueva York, una maravillosa exposición de mÁs de 100 obras de nuestro artista ARMANDO REVERON, en el Museo de Arte Moderno -MOMA-, una ciudadana Venezolana, amiga nuestra, ex productora de TV (de VTV) Sra .TANIA MILLER viuda de Luis Brito Arocha, famoso por su programa ASI ES MI TIERRA en los años 70 y 80 y 90, escribió un artículo -¡¡el cual me parece que debiera ser publicado!!- y me lo remitió solicitando sea difundido.
Mucho sabré agradecerles analizar la posibilidad de que este ARTICULO salga publicado en varios medios venezolanos. Eso es apoyar a una venezolana que ha hecho mucho por nuestra patria.....¡¡aun desde el exterior!!

Saludos cordiales

Leonor Osorio Granado
Cónsul General de la República Bolivariana de Venezuela en New York, Estados Unidos


Mi encuentro con Armando Reverón
Tania Millar

Nueva York, sábado 24 de Marzo del 2007. Amaneció un día con la primavera tan esperada, después de unos días fríos y unas cuantas nevadas.

Yo tenía un compromiso en la ciudad. Me buscaron mis amigos temprano en la mañana para partir desde mi casa en Fort Montgomery, y en hora y media llegar a la capital del mundo en el estado de Nueva York: Manhattan.

Por el camino empecé a contarles el porqué me era tan importante ese compromiso, con quien y cómo lo conocí.

Comencé a describir al personaje –“…fue un pintor nuestro venezolano que vivió en Macuto, en su rancho, una casita, su Castillete - como la llegó a llamar - cerca del mar, arena, uveros de playa, cocotales, amaneceres y atardeceres que inspiran con sus destellos de luz, paisajes alucinantes de nuestras costas venezolanas, situadas al norte de la América del Sur”.

El encuentro tan importante, es ¡con Armando Reverón! Hoy se exponen más de cien de sus obras.

Armando Reverón, como muchos artistas jóvenes latinoamericanos amantes del arte, había viajado al continente europeo, y dicen que fue en el Museo del Prado, en Madrid, España, que quedó fascinado ante el cuadro de la Maja Desnuda, del ilustre pintor Goya. Pero la musa inspiratoria de Armando, lo llevó a crear su propia maja, en su propio suelo, su patria tropical, mar y salitre, a la hembra morena de piel tostada por un mismo sol, convirtiendo a esa compañera sencilla, su querida Juanita Ríos, en la “maja de Reverón”.

La obsesión de plasmar la luz en sus obras fue una larga lucha consigo mismo, pero Juanita no solo modelaba con sus formas femeninas para la inspiración de tantos cuadros, también tenia tiempo para hacer las muñecas de trapo que sirvieran de modelos al pintor. Soportaba sus estallidos de alucinaciones después que se encerraba durante horas en el obscuro hueco que había construido en la tierra, y salir al abrir la tapa cegando sus ojos ante el resplandor del día….solo buscando esa luz….esa luz que quería atrapar con su pincel, para sus obras.

Su mujer criolla, Juanita, cómplice y amante, testiga de sus ocurrencias, de su sencilla alegría, de sus angustias y quebrantos, formó parte de Castillete, junto a las muñecas y el mono Pancho, ese mundo del inquieto pintor.

La primera vez que yo había oído hablar de él, fue en una de las tertulias de unos pintores también muy famoso, que tuve el gusto de conocer una tarde en un café de Sabana Grande. Me refiero al gran Luis Alfredo López Méndez y al gran Tomas Golding…. recuerdo que me recomendaron que el día en que yo viera unos cuadros de Reverón, que me parara un poquito retirada del mismo, y cerrara el puño de mi mano llevándolo a los ojos, y sólo abrir un huequito entre los dedos para observar el cuadro con un solo ojo, a través de la abertura, que así se deberían ver los cuadros de todos los pintores, y mucho mas de Reverón. Algún día, me dije, algún día…lo haré….

Después de algunos años, me llegó la oportunidad y el día.

Íbamos rumbo a Macuto, al Castillete, convertido en museo, Luis Brito Arocha (mi marido) y el maravilloso equipo de filmación ASI ES MI TIERRA, programa que producíamos y se pasaba todos los sábados por Venezolana de Televisión.

¡Cuantas emociones vivimos ese día grabando las muñecas de trapo que servían de modelos al pintor, su hamaca, los cuentos sobre su mono Pancho, esa abertura en la tierra donde se encerraba en la oscuridad, buscando la luz, siempre la luz! ¿Locura? ¿Obsesión?, ¿o un talento único?......Sólo Juanita lo comprendía….Juanita que lo complacía, que cosía sus muñecas por que no había dinero suficiente para contratar modelos, ni la época de ese entonces lo permitía, y menos en el tranquilo Macuto de los años 40 a 50. Ella y su fogón, su batea, su ir y venir por y para Armando.

Entrevistamos a una señora mayor que fue su vecina, y que los recordaba con mucho cariño. Nos contó que a veces les llegaban amigos, jugaban domino, cenaban y cuando se iban, solo “daban las gracias…..y muy pocos compraban algún cuadro”. Fue la misma Juanita quien le confesó que…“el día que comprendan sus cuadros, les va a pesar no haber comprador uno”….

Que rápido pasaron las horas, no queríamos irnos, nos llenamos de la magia sensible de las energías allá acumuladas durante tantos años. Armando Reverón murió en 1954. Nos despedimos de Castillete, de los hilos invisibles que aun moraban en todo el ambiente (a pesar que grabamos en 1986).

El día en que el programa salió al aire, recibimos muchas llamadas desde diferentes partes de nuestra tierra, felicitándonos, y casi todos nos decían de una manera u otra “!sentimos la presencia espiritual de sus moradores!”

Vuelvo a recordar algunas otras frases del querido y recordado López Méndez: “Armando vivió con lo que tenía, como le dio la gana, sus pasiones, sus cielos, sus luces, sus infiernos…algún día los encontraras reflejados en sus autorretratos”. Algún día, me dije, algún día….

LITORAL DE VENEZUELA, 1999

Lluvias, mal tiempo, se desprendieron los ceros, aludes sepultando, destruyendo, arrasando vidas, casas, a nuestro litoral….

… ¿y el museo de Reverón, Castillete? ¡¡HA DESAPARECIDO!!....

Ahora comprenden mis amigos que me acompañan al Museo de Arte Moderno de Nueva York, ellos como yo aman las artes y les pareció fascinante la historia del pintor venezolano. Siento que ahora apreciarán y comprenderán más a nuestro valioso pintor, eso me alegra. Al llegar al sexto piso, y al encontrarme con esas obras del Maestro Reverón, se me nublaron los ojos, me sentí orgullosa de ser venezolana. Por un momento me abrazaron los recuerdos….luego, cerré el puño y por un huequito empecé a mirar….¡como se debían mirar los cuadros!…

Los presentes, tanto americanos y extranjeros, se me acercaban con cierta curiosidad preguntándome sutilmente, ¿que veía de esa manera? …Cual sería mi sorpresa, cuando al poco tiempo mire a mi alrededor y ¡todo el salón seguía el ejemplo!….

… “¡es cierto!” decía uno,….otros decían “¡realmente se ve lo que el pintor quiso destacar!”…. “¡que diferencia!, ¡que bello!....!, ¡que luz se ve alrededor!…..etc., etc.

Algunos venezolanos se me acercaron…. “paisana, mucho gusto, ¡que orgullo tener las obras de Armando Reverón aquí! .... ¡Que se hubiera imaginado Reverón que algún día en Nueva York expondrían sus obras…..como es la vida!!”…

Conocí a varias personas que recordaban con cariño a Luís Brito Arocha y nuestro programa “ASI ES MI TIERRA”. El ambiente se tornó familiar, ameno, agradable, volvían los hilos invisibles a unir los corazones venezolanos.

Me detuve una vez mas, antes de irme, a contemplar los autorretratos de nuestro gran artista. Tenía razón López Méndez, ellos reflejan “sus pasiones, sus cielos, sus luces, sus infiernos...”

Aquí, en el Museo de Arte Moderno de Nueva York, la musa de Reverón, la maja desnuda de Reverón, sonríe ocupando espacios envidiables...las muñecas de trapo, la Hija del Sol, las callecitas de La Guaira, los uveros, el cielo, arena, mar, y sobre todo esa luz finalmente encontrada y plasmada en cada uno de sus cuadros, que asombran a los visitantes y nos llena de orgullo a los paisanos.

¡Bravo a los organizadores!... ¡Sigan dando a conocer lo nuestro!

“¡Así es mi tierra!”.... como decía Luis,…“donde la estrella, es Venezuela”.

Comentarios

Ernesto leon

Houston

Bello texto Gracias mil

02 de mayo de 2007